Liderazgo como el paso dentro de la reactivación post-COVID-19

Actualizado: nov 19



Iniciado el segundo semestre, la crisis generada por el COVID-19 comenzó a tener otro tono, la razón es que al cumplirse los primeros seis meses del año, el sector empresarial comenzó la reactivación del negocio.

La claridad de la ruta a tomar, es esencial para realizar la reapertura y alcanzar la normalidad de las operaciones, principalmente en que las acciones deben estar ajustadas a los retos de la nueva normalidad.

Desde mayo, se ha realizado una diversidad de análisis del papel del liderazgo dentro de la agenda de reactivación de la empresa, la definición de los pasos a seguir debe ser casi bíblicos, es decir, un manual para lograr superar la crisis pandémica.

Es entonces que, el “liderazgo resiliente”, se transforma en el concepto dentro del necesario cambio de mentalidad organizacional, que según el estudio de Deloitte “COVID-19, el desafío de liderar en momentos de crisis”, es conveniente para generar confianza y desarrollar ese “manual de jugadas de recuperación y que sirvan como la base sólida para el futuro post-pandemia”.

El liderazgo no es exclusivo para las grandes organizaciones, para las pequeñas y medianas empresas (pymes) es un elemento que ya está dentro del AND emprendedor.

Es por eso que n medio de las actuales incertidumbres, el liderazgo resiliente requiere un número mayor de procesos, que deben ser retroalimentados y estimulados mediante la construcción que invite a la confianza. Es decir, con el alcance de una mayor confianza dentro de la organización, de forma directa se avanza hacia el cliente y proveedor.

La reactivación, tiene nuevos conceptos basados en el papel del liderazgo y la innovación. La estrategia comienza desde casa, una alta cuota del mismo sector empresarial. Basada en el cambio de la visión de negocio, en fortalecer los equipos de trabajo, asegurarse en mantener el bienestar físico y mental del personal, y considerar la posibilidad de ajustar los presupuestos y sus planes de ejecución.

Por otro lado, Habid Marín, socio director de Quantum Digital y Miembro del Consejo de Administración de One4All Robotics; además, es autor del libro de fantasía “Marcados con Fuego”, asegura que en en la actualidad, ya se habla de negocios flexibles.

Esa flexibilidad no es más que adaptarse al cambio y superarlo. Marín asegura, por ejemplo que, en esta era digital las pymes deben tener la capacidad de adaptar el producto o servicio al público objetivo digital.

Recalca que las pymes también deben tener que claro que, a pesar que la tecnología se convierte en un aliado vital dentro de la reactivación, no se debe olvidar el papel humano dentro de la empresa y su protagonismo en: el servicio al cliente mejorado (pasar de una venta a dar experiencia), el mercadeo, cuidados sanitarios, clima organización, entre otras áreas de prioridad.

Al cierre de 2020, el liderazgo empresarial debe superar las pruebas de la crisis pandémica y el impacto de las medidas sanitarias, centrarse en ser un colaborador de la innovación y el nuevo crecimiento continuo de la organización.

Estas son las cinco estrategias para la reactivación de la empresa y el comercio:

Nueva Gestión de Redes. Las pymes son expertas en su experiencia, por lo que pueden utilizar el marketing content (mercadeo de contenido) y crear estrategias que dé tips a la comunidad. No solo atraerá lectores, atracción de nuevos clientes y mejora la imagen de marca. Para lograrlo, solo se necesita tener ideas claras y utilizar imágenes atractivas. Invertir en las redes sociales.

Establece un equipo de toma de decisiones de emergencia. Los colaboradores son la mejor fuente de información y son grandes aliados para la creación de estrategias que animen la reactivación empresarial.

Mejora o crea una data de la empresa. Este es el mejor para que las pymes anoten todo. Mejores su data empresarial o inicien a crearla. Los datos permitirán que se logre la toma de decisión informada en: comportamiento del mercado y del consumidor.

Demuestre la seguridad sanitaria. Hoy la principal tarea de inversión de las empresas, indistintamente de su oferta, es garantizar la seguridad sanitaria, tanto para el personal como para los clientes. Demostrar que dentro del establecimiento se cumplen con las medidas de seguridad emitidas por el Ministerio de Salud, las operaciones darán satisfacción final al cliente.

Busca capacitación, asesoría y acompañamiento. Ser autodidacta, capacitarse, buscar asesoría o acompañamiento es vital dentro del crecimiento de la empresa. La inversión de replantear las estrategias (incluso formas diferentes de ver los negocios) nutrirá a las organizaciones con elementos que al final darán la fuerza para superar una crisis.

20 vistas

© 2018 Centro Latinoamericano de Innovación y Emprendimiento (CELIEM)

Lourdes de Montes de Oca. San José, Costa Rica
E-mail: celiem@giccr.org
Tel: +506 2207.7242