top of page

Pasar de 3 a 20 colaboradores, la satisfacción de crecer


“Emprender lleva mucho aprendizaje, lleva altos y bajos, pero cuando vemos hacia adentro y recordamos que empezamos tres personas y ahora somos casi 20, y vemos el equipo que se ha formado se siente gratificante. Sabemos que apenas estamos empezando, y la ilusión de ver el camino que falta es muy bonita”, así iniciamos nuestra conversación con el empresario Fabian Vargas Ling, gerente de la empresa SBS (Smart Building Solutions), en el marco del Día Internacional de la Mipyme.


Vargas forma parte de la comunidad de CELIEM gracias al acompañamiento empresarial recibido durante el programa: BAC Impulsa, el cual posee elementos de valor en liderazgo gerencial, toma de decisiones y acompañamiento empresarial individualizado.

SBS, es una pyme con seis años de operación dedicada a la implementación y mantenimiento de sistema de control de edificios, así como sistemas de medición de energía. Instalan sistemas encargados de controlar la iluminación, el aire acondicionado, agua potable, entre otros temas auxiliares necesarios para el funcionamiento apropiado de un edificio. Su mercado son los centros corporativos y edificios de grandes inquilinos como las transnacionales a quienes brindan un servicio innovador, único y personalizado para sus necesidades.


Vargas, decidió abrirse camino y posicionarse en un mercado de interés para empresas transnacionales, deseosas de posicionar tecnología y talento humano de calidad en ingeniería, sin embargo, asumió el reto, y hoy se satisface por lo alcanzado. Estas son las opiniones que nos compartió acerca del acompañamiento empresarial recibido y su satisfacción:


¿Cómo se siente liderar una pequeña empresa de este tipo?


A nivel de superación me llena muchísimo liderar una pyme por lo que implica llegar a desarrollarse. Cuando mi socio y yo decidimos emprender creíamos que ya teníamos el conocimiento y la experiencia suficiente, pero realmente nos dimos cuenta de que todos los días hay que aprender. Seis años después de que iniciamos, el crecimiento ha sido increíble. También como hemos llevado el trabajo ha sido un proceso que se disfruta mucho.


¿Qué le parece el acompañamiento empresarial recibido por CELIEM mediante el programa BAC Impulsa?


Ha superado mucho las expectativas. Me llamó mucho la atención por ser un programa más de acompañamiento que de capacitación. Las experiencias de capacitaciones anteriores en las que participé fueron muy básicas, en el sentido que son muy generales, en cambio, BAC Impulsa y los contenidos magistrales son de muy alto nivel y ayudan mucho en el día a día, a pesar de que ya estamos en un punto de formalización bastante avanzado, aun así hubo muchas herramientas que se vieron en el programa que ayudan aún más con la formalización. En la etapa del acompañamiento ha sido más satisfactorio porque es tener un asesor empresarial al servicio de la empresa haciendo más enriquecedor el proceso. Es un programa muy enfocado en lo práctico del negocio.


¿Cuáles elementos específicamente rescata del proceso?


El autodiagnóstico que se hace en conjunto con el asesor no es solo aplicar una herramienta y ver qué tengo y qué me falta, sino que es un análisis de qué cumplimos, cómo lo cumplimos y qué se puede mejorar, cuál es el camino para cumplir lo que falta. Yo creí que habían puntos que estaban bien, pero realmente había una necesidad de trabajo importante en ellos, por ejemplo, en mercadeo teníamos un plan de mercadeo y ventas, sin embargo, estábamos más enfocados en ventas y teníamos de lado el complemento de mercadeo, por lo cual empezamos a desarrollarlo para implementarlo en un plazo definido.


¿Cómo estaba la empresa antes y cómo está ahora?


Ya veníamos bastante avanzados en formalización, procesos, control de calidad y en mejora continua. La empresa estaba muy bien, sin embargo, después del acompañamiento hemos pulido muchos detalles de formalidad, documentación y agilidad de procesos que han sido muy valiosos para el nivel de crecimiento en que está la empresa.


¿Deben otras pymes considerar ser parte de estos programas?


Realmente vale mucho la pena porque una de las grandes limitantes que tenemos las pymes es poder invertir en recursos de asesoría y acompañamiento y ese es probablemente el recurso más importante para nosotros que estamos todavía desarrollando experiencia o aterrizando modelos de negocio. Este programa de BAC Impulsa, a mi gusto, es muy robusto tanto en la parte de capacitación como de acompañamiento, tiene elementos de coaching o mentoring, y realmente vale la pena por lo que hay que invertir el tiempo y el aporte del empresario porque ayuda a la empresa.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page