Ser empresaria, un reto entre emprender y atender el hogar



 

En el Centro Latinoamericano de Innovación y Emprendimiento (CELIEM), presentamos el informe del I Monitor del 2022 sobre Empresariedad femenina en la región centroamericana, un estudio que recopiló la opinión de 630 mujeres emprendedoras y pequeñas empresarias de Centroamérica y República Dominicana, con el fin de dar a conocer el estado actual de la condición de las mujeres en la gestión empresarial de las mipymes de la región, reflejando que la economía familiar y las labores del hogar son aspectos que deben sobrellevar las mujeres considerablemente en su proceso empresarial.


Este monitor, además de caracterizar el estado actual de gestión empresarial de las mipymes, determinó los factores motivacionales y estructurales que intervinieron para la puesta en marcha de estos negocios; asimismo, identificó las políticas empresariales implementadas para la diversidad de género en las mipymes de estos países.


Conocimos que la orientación emprendedora de las mujeres de la región está delimitada por su aspiración de mayores oportunidades de ingresos, en donde el peso del cuido y la responsabilidad familiar representan un factor determinante para su crecimiento empresarial.


¿Qué motiva a las mujeres a ser empresarias?


Descubrimos que la razón principal que tuvieron las consultadas para iniciar su empresa fue la generación de ingresos (45%) y la satisfacción personal (32%), no obstante, a pesar de este deseo empresarial, las encuestadas indicaron destinar mayoritariamente sus ingresos a la economía familiar (un 24% invierte la totalidad de ingresos para gastos del hogar, y un 33% utiliza el 50% para ese rubro).


Las participantes respondieron que las limitaciones principales que enfrentan las mujeres en su decisión de emprender se basan en la recarga de las responsabilidades de la vida familiar (33%), y el miedo a fracasar (31%).


Para ellas, los retos estructurales no son ajenos, los altos costos de la formalización (45%), y la dificultad para el acceso al crédito (42%) son los principales obstáculos que poseen. A nivel de mercados, un 6% de las encuestadas indicó tener presencia únicamente en el mercado internacional, y un 24% en ambos mercados.


Cabe destacar que el 63% comentaron dedicar tiempo completo al emprendimiento, y el 87% las mujeres emprendedoras de la región han tenido una experiencia laboral formal o informal, lo que demuestra una dedicación constante y con conocimiento para gerenciar el negocio.


En CELIEM, consideramos que estos resultados evidencian los retos que aún poseen la mayoría de las emprendedoras y pequeñas empresarias de la región en áreas como liderazgo, finanzas, expansión de mercados; por lo que existen oportunidades para el ecosistema de crear mecanismos que minimicen estos rezagos y se incremente el aporte del potencial de la empresariedad femenina al desarrollo socioeconómico de estos países a través de políticas acertadas que den mayores réditos a este sector.


Quienes deseen mejorar su proceso emprendedor mediante la formación empresarial adecuada, pueden consultar por el acompañamiento ofrecido por CELIEM escribiendo al correo: celiem@giccr.org

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo